lunes, 6 de junio de 2011

Abrazo de Oso

Tuve que llevarlo cargando hasta el coche porque no me quería soltar. Me abrazaba casi tan fuerte como lo hacía su mamá al despedirse. Me besaba la cabeza y me decía que me quiere mucho y que no quiere irse. Sigue con ideas raras. Ojalá que se le pasen pronto.

No hay comentarios.: