lunes, 28 de septiembre de 2009

Paroles, paroles, paroles

Y bueno... ¿Para cuándo? Como en La Ley de Herodes: en vez de quitar impuestos hasta anda queriendo ponernos más. Ah, Pero eso sí: cuando no quiere votar uno por ellos porque no cree en sus promesas se ofenden y se ponen bien dignos.

No hay comentarios.: