lunes, 6 de julio de 2009

¿Y ahora qué?

Al no sentirnos representados por ningún partido ni por ninguno de sus mediocres candidatos, muchos fuimos a votar el día de ayer con la convicción de anular nuestro voto. En mi casilla, en Tlalnepantla, el voto nulo llegó al 14%, colocándose en tercer lugar en las preferencias. Los mismos que nos alegaban que éramos unos tontos porque el voto nulo no serviría de nada, hoy nos acusan de que "por nuestra culpa" el PSD perdió su registro y el PRI se está perfilando para obtener la mayoría absoluta en la cámara de Diputados. Nada más falso.

Si el PRI ganó de calle en estas elecciones, no es por culpa de los que anulamos el voto. Nosotros NO VOTAMOS POR EL PRI. De hecho, fuimos a las urnas específicamente para asegurarnos de que nuestra decisión de no regalarle nuestro voto a nadie fuera respetada. Anulando el voto, nos aseguramos que nuestra boleta no se le iba a asignar por obra y magia de algún mapache al candidato del PRI, PAN, PRD, ni a ninguna otra hiena sonriente proveniente de ningún partido conocido o por conocer. La verdad es que el PRI ganó de calle gracias a la mediocridad y falta de visión de los otros actores políticos.

El PAN perdió votos gracias a cretinos como Manuel Espino y Germán "Smithers" Martínez, y su estilo tan particular de echarle mierda a todo lo que se les pone enfrente. A veces hasta a los mismos miembros de su partido: recuerden cómo Espino saboteó a Vicente Fox cada vez que pudo, y cómo Germán se ha referido a otros Panistas como "meones de agua bendita". La pérdida de votos del PAN significa: Estamos hartos de que quieran manipularnos a través del miedo. Estamos hartos de sus campañas sucias. Estamos hartos de ustedes, porque si el país está tan polarizado hoy en día se debe en gran medida a la insensibilidad y estupidez de sus propias acciones y declaraciones. El PAN perdió votos no sólo porque los empleos que prometió Calderón cuando era candidato nunca llegaron, sino porque hoy tenemos la tasa de desempleo más grande de la historia. El PAN perdió votos por haber abandonado a su suerte al Sistema Nacional de Salud, y por haber tenido que ponernos a todos en cuarentena cuando se dieron cuenta de que los hospitales no se darían abasto ni siquiera para contener una epidemia de gripe. El PAN perdió votos por por militarizar al país, por tenernos en pie de guerra y en constante temor de encontrarnos de repente enmedio de una balacera en plena calle. El PAN perdió votos por haber prometido mucho y no haber cumplido casi nada.

El PRD perdió votos gracias a cretinos como Andrés Manuel López Obrador y sus esbirros, quienes a pesar de presentarse a sí mismos como los redentores que van a salvar a México de las garras de los oligarcas, en la práctica se han dedicado a fomentar el odio social y a lapidar verbal y hasta físicamente a todo aquella persona o institución que no hace exactamente lo que ellos quieren. El PRD perdió votos por el plantón del Paseo de la Reforma, por el fiasco de la Torre Bicentenario, por oponerse al distribuidor de Palmas y Reforma, por hacer todavía más restrictivo el Hoy No Circula en la Cd de México, por las cámaras del segundo piso que te multan si vas a más de 80km/h, y por tener a la Ciudad de México en calidad de zona de desastre, con veinte mil obras simultáneas que tienen colapsado a todo el sistema de transporte, tanto colectivo como privado. El PRD perdió votos porque todos sus procesos internos son un cochinero, donde el que pierde invariablemente acusa de fraude al que ganó. El PRD perdió votos por payasos misóginos e intolerantes como Gerardo Fernández Noroña, quien frecuentemente se expresaba en forma vergonzosamente denigrante sobre la Presidenta de la Cámara de Diputados, quien era de su mismo partido. El PRD perdió votos por tipos como Adrián Rubalcava, ex-candidato por Cuajimalpa, quien empezó ilegalmente su precampaña meses antes de que empezara el proceso electoral llenando la delegación de anuncios con su foto. El PRD perdió votos porque Andrés Manuel López Obrador así lo quiso, apoyando candidatos de otros partidos, especialmente al infame Juanito del PT, pero a condición de que renuncie para que lo sustituya la candidata que él quiere. El PRD perdió votos por la desastrosa campaña en la que se valieron de una menor de edad para fines de proselitismo, lo cual si no es un delito electoral debería serlo. En resumen, el PRD perdió votos porque ellos mismos se encargaron de espantar o desencantar a la mayoría de sus simpatizantes.

Finalmente, ¿qué sigue ahora para los que anulamos el voto? Bueno, pues revisar las promesas del candidato que ganó en tu Distrito, Municipio o Estado, del partido que sea. Y obligarlo a que las cumpla. Por ejemplo, el candidato del PAN para Naucalpan prometió que si votaban por él, en el Segundo Piso que se está construyendo en el Periférico no se iba a cobrar peaje. Ahora se chinga y cumple, porque vamos a estar atrás de él para que así sea. Yo creo que eso es lo que nos corresponde como Ciudadanos: haya ganado quien haya ganado en tu Distrito, Municipio o Estado, ahora tiene que cumplir sus promesas. Tal vez el movimiento del voto nulo debería de evolucionar a un movimiento que le aplique a los flamantes diputados la Ley de Herodes: Ya lo prometieron y ahora se joden. A PAN y Verde Ecologista; a PRI, PRD y PT... hay que obligarlos a cumplir.

5 comentarios:

Leonardo dijo...

Compañero, a todos aquellos que he visto en una circusntancia similar a la mia, les digo esto, si no votas después no te quejes, en este caso si anulas tu voto es una manera de reprender a quien no está trabajando bien. En mi caso iba a anular el voto, pero pense, esta demasiado reñido esto, mejor le doy mi voto al que mejor haya realizado su campaña para ver si gana y minimo hace alguna de sus promesas...

Por otro lado, tenemos que crear un PARTIDO NUEVO en el que desde que entras firmes tu compromiso.. Hay que reunir ese número de personas que estamos hartos para formar una nueva opción. Habemos de todas las profesiones... POR QUE NO????

CORRAMOS LA VOZ Y BUSQUEMOS LA FORMA DE ADQUIRIR UN REGISTRO, LA GENTE NOS DARA O NO EN ELECCIONES FUTURAS LA PERMANENCIA.

Anónimo dijo...

Tayaso....

SI NO VOTAS, NO TE QUEJES!

es una máxima tan vieja como sufragio efectivo, no reelección o casi casi tan popular como el "aún hay más" de raúl del asco.

La verdad tienes mcuha razon en varias cosas q dices. El PAN al autocago con sus personajes de miedo y x no cumplir. El PRD y el peje, bueno q decir de esos weyes dignos de película de los Almada.

Pero si hay algo malo, q ahorita la gente lo toma a broma y no le da el peso adecuado.

Estas pasadas elecciones México solito, sin necesidad de generales de a 50k varos o de q les haga justicia la revolución, México solito entró a otros 70 años de corrupción, dictadura, crisis, robos y tranzas.

Viva México y toda la bola de cabrones q viven en el!

Att tu bro Castel

PD: NO MAMES! Como desayunas en el macdonalds habiendo tanto puesto de quesadilla...

TaYo dijo...

Mi estimado Castel, lo que no se vale es quedarse acostadote el día de las elecciones y dejar que las cosas pasen solas. Yo sí fui a votar, así es que tengo derecho a quejarme: el voto nulo es una opción de voto tan válida como cualquier otra. Tanto así, que resultamos ser la quinta fuerza política en el país, por abajo de PRI, PAN, PRD y PVEM.

En cuanto a que el triunfo del PRI signifique volver a 70 años de dictadura disfrazada, lo dudo.

Para empezar, los PRInosaurios ya son una especie en extinción: Ponte a pensar en los peores representantes del PRI "de antes": ¿Echeverría? ¿Muñoz Ledo? ¿Hank González? ¿Bartlett? ¿Salinas? ¿Madrazo? Sorpresa: la mayoría están muertos, jubilados, seniles, fueron expulsados del PRI o bien emigraron por su cuenta a otros partidos.

Para empezar, en las circunstancias actuales, el PRD se parece más al PRI de antes que el PRI actual.

Me explico: Originalmente, el PNR se fundó para evitar que los generales sobrevivientes a la Revolución Mexicana se siguieran matando entre ellos, creando una vía Institucional para zanjar diferencias.

A partir de Miguel Alemán, el ejército soltó la Silla presidencial y el PRI se convirtió en un "consejo de cacicazgos". Sin embargo la exigencia por una auténtica democracia fue aumentando cada vez más, primero en partidos de oposición y luego al interior mismo del PRI hasta 1988, año en que se fracturó definitivamente y dio lugar a un cisma importante: se fue la "corriente democrática", que con el tiempo terminaría degenerando en la caricatura que hoy conocemos como PRD.

Los hombres excepcionales aparecen en circunstancias excepcionales, y creo que el hecho de que tú y yo estemos hablando el día de hoy de política sin temor a que nos metan al bote por ello se lo debemos en primer lugar a Cuauhtémoc Cárdenas: Si la hubiera armado de pedo tras las elecciones de 1988, a pesar de que todos sabemos que a él sí le robaron la elección, tal vez ahorita seguiríamos en guerra civil o tendríamos a un Dictador Militar en los Pinos. Lo que haya hecho o dejado de hacer Cárdenas después de eso no importa: cuando estuvo ante la disyuntiva, hizo lo que tenía que hacer para evitar un reguero de sangre.

Tras el 88, varias corrientes de izquierda se sumaron a las filas del PRD, y así como se radicalizó su discurso fue radicalizándose también la represión: más de 200 desaparecidos en el sexenio de Salinas. Pero en la medida en que fueron ganando espacios, principalmente en el DF, el PRD se convirtió, para las corrientes de izquierda, en lo que alguna vez fue el PRI para la gran familia revolucionaria: un espacio para zanjar disputas, medir fuerzas y ganar cuotas de poder "por abajo del agua".

Tras la derrota presidencial en el 2000, muchas ratas comenzaron a abandonar un barco Priísta que parecía hundirse. Tras la del 2006, la mayoría de las que quedaban todavía lo hicieron, dejando en el CEN del PRI a una mayoría progresista que se está imponiendo a la minoría caciquil que todavía se resiste a desaparecer de los Estados más atrasados del país. Pero los caudillos han desaparecido del PRI. Las vacas sagradas se han ido. Y aunque usted no lo crea el PRI se ha convertido en un partido realmente democrático.

El PRD, en cambio, es un partido fundado por Vacas Sagradas: el caudillismo es inherente a su constitución, desde Caudillos reales como Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador, hasta caudillos "wannabes" como Porfirio Muñoz Ledo, Marcelo Ebrard o René Bejarano, que siempre han sido más o menos segundones.

Pero finalmente, independientemente de las aspiraciones del PRI o del PRD, es muy difícil que hoy en día surja una dictadura de facto al estilo de la Priísta del Siglo XX porque hoy la Sociedad Civil está al pendiente de que eso no ocurra.

TaYo dijo...

Aunque ahora les haya favorecido, el voto nulo no fue un cheque en blanco: el PRI sabe que si hace una chingadera nos vamos a volver también en contra de ellos y no se la van a acabar en las elecciones del 2012. Podríamos volver a votar en blanco. Pero mejor aún, votar por un candidato que valga la pena, sea del PAN o del PRI o del PRD.

A fin de cuentas, lo que hicimos fue empezar a arrebatarle el monopolio a los partidos. Queremos soluciones, no promesas. Queremos representantes, no mafiosos. De ahí a que lo logremos va a pasar un buen rato: tienen que desaparecer los legisladores plurinominales y después darles la reelección.

En cuanto a crisis, robos y transas, no te engañes... éste país está por cumplir 200 años de México Independiente, durante los cuales no hemos salido de ahí. Eso no va a cambiar nunca con ningún gobierno... eso nos corresponde cambiarlo a cada uno de nosotros erradicando la corrupción, la transa, el abuso de confianza, el engaño, la decepción, la envidia, el odio y la venganza de nuestra vida personal.

Ya por último, en cuanto al desayuno, busqué primero cualquier otra opción pero en Interlomas son muy huevones y Mc Donald's es lo único que estaba abierto a las 8 de la mañana...

Anónimo dijo...

De acuerdo con tus comentarios...

La historia q haces del PNR, del totem Cardenas y del PRD me parece correcta (claro q te falto mencionar a Gomez Morin, Clouthier, Pedraza, etc. y pesele a quien le pese, a Fox, jejeje inche tayo)

En lo q si no estoy de acuerdo es q los dinosaurios estan muertos. Todos los expreseidentes, salvo el tata cardenas son al salir de poder desterrados, asi q hablar de salinas o zedillo no tiene gracia.

Pero q me dices del grupo atlacomulco atras de Peña Nieto, o de Betty Paredes. O de su intacta maquinaria territorial. O de nuestro presidente virtual Manlio Fabio y de su asisgato Gamboa, todos de escuela Salinista (o q nos falla la memoria?).

eso por mencionarte a sus vacas sagradas, pero bueno esta el Gober precioso, Chong en Hidalgo y asi le puedo seguir x un buen rato.

No voy a entrar en discusion de si tu voto nulo te da derecho a quejarte, total quien es uno para limitar al otro.

Lo q si mi tayo, es q hemos dado un salto pa atras. Eso no lo dudes, la historia y el presente me avala al decir que el PRI no es democratico. Nuestra democracia esta en juego y ciudadanos comprometidos como tu son la clave para q estos cabrones no nos metan a 70 años de familia revolucionaria de nuevo.

Pero tayo, aceptemoslo. Personas con el grado de analisis como el tuyo, pocas, da la vuelta en tu oficina y escucha sus argumentos. veras q no me equivoco.

Y para mi, más que el Temo cardenitas, el q nos dio la libertad de expresion fueron varios factores. La caida del PRI, el internet, pero sobre todo, que Fox se dejo pendejear por todo mundo (hasta x molotov, te imaginas a alguien mas q Lora hablando de Diaz Ordaz?) y no hizo nada al respecto. O ya se te olvido el clásico "¿q hora es? la q uste diga señor presidente".

Tu amigo y servidor

Castel