sábado, 18 de julio de 2009

40 Aniversario del Grupo 180


¿A dónde se fue el tiempo que tuve alguna vez? No sé si son recuerdos, o algo en mí de ayer...

¿A dónde fueron las historias que perdí en mi memoria que escuchaba en el viejo cubil?
¿Y a dónde los recorridos entre rocas y ríos con mi Hermano Gris?


Pues efectivamente, no están ustedes para saberlo, pero yo soy Scout. O al menos, lo fui durante mucho tiempo, en el grupo 180 de la Provincia Tlalnepantla. Empecé desde lobato, luego pasé por la tropa, el clan, fui Baloo, fui Akela y al final hasta subjefe de grupo. Pero como todos, llegué al punto en que tuve que remar mi propia canoa y alejarme de todo aquello, aunque todavía conservo buenos amigos de aquella época.

¿A dónde están aquellas noches de fogata y canciones que tenía en mi mocedad?
¿Y a dónde los alborotos y mis tenis rotos de tanto andar?


El Grupo desapareció hace años, pero tuvo la peculiaridad de haber sido fundado el mismo día en que el hombre llegó a la luna: el 19 de julio de 1969. Otra peculiaridad que tenía es que era un grupo de Scouts Aéreos. No sé si haya otros en México, pero el título nos hacía sentir especiales, junto con una pañoleta que saltaba inmediatamente a la vista: completamente blanca, con el nudo color azul.

¿A dónde fueron las volantas, las noches de velada, la escalada y el rapelear?
¿Y a dónde aquellas desveladas entre reyes y espadas, corazones y par?


Como cualquier asociación, el 180 tuvo muy buenas temporadas, pero también tuvo épocas que podrían haber salido de La Ley de Herodes, de Jorge Ibargüengoitia, o Sombrero de Cuatro Pedradas, de Arturo Reyes Fragoso. Ahora que ha pasado tanto tiempo, no vale la pena recordar los errores ni las cosas desagradables: prefiero recordar las cosas que realmente valieron la pena. Por ejemplo, aquellas veladas con pan, queso y vino, donde varias generaciones nos juntábamos a filosofar y cantar las canciones que nosotros mismos fuimos componiendo. Como "recuerdos", que escribió quien fuera mi Akela cuando yo era lobato y que todavía se sigue cantando en algunos grupos de la zona.

Están dentro de tí, amigo mío: la canoa, el río, la fogata, el valle, el andar...
Están dentro de mí, mi amigo: la canoa, el río... la cabaña y la mar...

Bueno, pues todo esto viene a cuento porque para recordar los 40 años de su fundación, mañana va a haber una reunión de ex-miembros del Grupo 180 en lo que fuera alguna vez el local de los lobatos. Allá nos vemos a las once.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

pues claro mi amigo yo fui poco tiempo scout en tu compañia y de los demas y me hicieron diferenciar los buenos amigos de los no tan buenos siempre habia pensado que eran un equipo de ñoños y que equivocado.. hoy me siento orgulloso de conservar tan buenos amigos y compañeros de aventuras y demas un abrazo sincero de marco ogiii!!!!

Alicia dijo...

Disfrute muchisimo del reencuentro-comida que se hizo el domingo 19 de julio en el local del grupo aunque extrañamos a los que no asistieron, pero algunos estuvieron presentes en las diapositivas que se proyectaron sobre los diversos campamentos. Fue agradable ver que aunque los asistentes estuvieron acompañados de sus esposas/esposos e hijos, aún conservaban ese espíritu Scout que nunca muere

Scouts siempre, Listos

Alicia Serrano Phelps,
Ex dirigente Avanzada Femenina

TaYo dijo...

Les dejo la dirección de la página oficial del Aniversario: http://scouts180.yolasite.com/