martes, 9 de junio de 2009

El Último Proyecto de Nikola Tesla

El 7 de Enero de 1943 falleció Nikola Tesla, el inventor entre otras cosas del motor de corriente alterna. Su legado suma 111 patentes. Pero su muerte estuvo rodeada de un gran misterio. La razón es que los documentos que guardaba en el cuarto 3327 del Hotel The New Yorker, en Manhattan, se esfumaron en manos del FBI. Presumiblemente, ahí tenía los apuntes sobre cómo construir una de las armas más poderosas jamás soñadas: el rayo de la muerte, de Tesla, supuestamente capaz de derribar a un escuadrón completo de 10,000 aviones a una distancia de 400 kilómetros.

El FBI ha negado por años tener conocimiento de lo que pasó con esos documentos, pero lo cierto es que ellos investigaban desde hacía tiempo a Tesla e irrumpieron en el hotel a sólo horas del fallecimiento del Físico para abrir la caja fuerte y llevárselos. Parte de esos documentos fueron entregados al Departamento de Asuntos Exteriores, a pesar de que Tesla se había nacionalizado como norteamericano desde hacía mucho tiempo, y hoy están exhibidos en el museo Tesla de Belgrado. Sin embargo no todos sus documentos han aparecido, por lo menos ninguno que mencionara el rayo de la muerte del que Tesla tanto había hablado. ¿Qué tienen los documentos de Tesla que provocan tanto misterio?

Imagina que tomas el poder de una bomba atómica pero lo diriges en forma de rayo de partículas hacia un objetivo preciso sin incinerar la atmósfera. Es un poder impresionante que no es Ciencia Ficción porque en estos momentos se está construyendo en los Estados Unidos con el nombre de "particle beam weapon".

Hay varias leyendas urbanas relacionadas con esta arma. Se dice que la misteriosa explosión de Tunguska de 1908 pudo haber sido provocada por los experimentos iniciales de Tesla. También se dice que en el otoño de 1943 hubo un experimento naval en Filadelfia que terminó terriblemente mal, y que podría haber sido causado por el rayo de la muerte. La realidad es que no se sabe exactamente qué fue lo que devastó Tunguska en 1908, pero probablemente fue un núcleo de cometa, y ni siquiera hay evidencia de que el evento de Filadelfia haya ocurrido en realidad.

Lo que es un hecho es que, de construirse, un arma de este tipo sería una pesadilla más a sumar al arsenal de armas de destrucción masiva que conocemos. Aparentemente, los Laboratiorios Sandia ya las empezaron a construir en el desierto de Nuevo México. y según la Wikipedia, ya están programadas las primeras pruebas para el 2010. Tengo miedo.

1 comentario:

UNIVERSIDAD DE LA ULA dijo...

Como puede ser, que en Venezuela, este un hombre con las mismas cualidades de NIKOLA TESLA?.
Este pais al igual que otros del mundo hacen talento y honores a una persona cientifica y con valores a un premio de fisica y este que tanto sale en todo internet y conociendole tanto, admirando su trabajo, este pais no lo tome en cuenta? ojala, algun pais del mundo pueda darle lo que merece, te queremos CESAR MARTINEZ HIJO DE NIKOLA TESLA, tu ers la recarnacion de este gran cientifico...
De parte de los alumnos de la ULA , al cual salvastes nuestro proyecto de ciencia y tecnologia, te quedamos agradecidos por la camara de mana, camara de rejuvenecimiento celular, adelante CESAR!!! todos te estamos apoyando ...