jueves, 18 de junio de 2009

El PG... er, perdón, el PT


Así es la propaganda del Partido del Trabajo para las próximas elecciones. En realidad, Andrés Manuel López Obrador ni siquiera está postulándose para puesto alguno pero sale en todos los anuncios y folletos del PT. El mensaje es claro: no importa quién sea el candidato, todos van a "Salvar a México" de acuerdo a las directrices del proyecto de nación del "Presidente Legítimo de México".

Durante las elecciones del 2006, todo el PRD se alineó, por las buenas o por las malas, a los gustos y caprichos de su candidato presidencial. Lo mismo hizo el Partido del Trabajo, como siempre -Prácticamente no ha habido elecciones en las que el PT no haya ido en coalición con alguien, y generalmente ese alguien es el PRD. Sin embargo, tras las elecciones y conforme se fueron haciendo más radicales y agresivas las ocurrencias del Presidente Legítimo, varias voces dentro del PRD comenzaron a cuestionar seriamente no sólo la pertinencia, sino la cordura de seguir ciegamente un liderazgo mesiánico como el de López Obrador.

Pero el PT no cuestiona este punto. La plataforma del PT es abiertamente Marxista-Leninista: por eso, muchos de sus agremiados siguen usando palabritas y frases domingueras como "burguesía", "camarada", "compañeros de lucha" y "proletariado" sin saber muy bien por qué. De hecho, un partido como el PT que está acostumbrado a rendirle culto a los grandes líderes históricos del socialismo sin reconocerles un solo error, como Lenin, Stalin, Mao, Salvador Allende, Fidel Castro y Hugo Chávez, no sólo es propenso sino que necesita de la figura de un caudillo como López Obrador para poder sobrevivir. Lo que importa es "salvar a México", no importa quiénes lo hagan siempre y cuando hagan exactamente lo que diga López Obrador.

Pero rascándole un poquito es posible averiguar quiénes son los candidatos del PT. Por ejemplo, está Don Porfirio Alejandro Muñoz Ledo Lazo y de la Vega, abogado de profesión y grillo de corazón. Hombre de convicciones firmes, que primero estuvo en el PRI (fue presidente del CEN del PRI en tiempos de Echeverría), luego fundó el PRD, luego se fue al PARM (partido que se encargó de desaparecer), luego estuvo coqueteando con el PAN y el Foxismo pero cuando le hicieron el feo se regresó un rato al PRD y finalmente se pasó al PT, donde hoy es nuevamente candidato a Diputado Federal.

Muñoz Ledo es el arquetipo del Político Mexicano, al más puro estilo de Antonio López de Santa Anna y los equilibristas del Siglo XIX. Es un hombre muy inteligente y letrado pero a la vez ambicioso y oportunista. Si quieres seguir teniendo Diputados y Senadores como Muñoz Ledo, sin apego ni respeto por la gente que se supone que debería representar, con ansia de protagonismo y delirio de grandeza, que cambian convenencieramente de bandera con tal de seguir en el candelero político para vivir del presupuesto, sigue votando por el PT.

1 comentario:

TaYo dijo...

Pero no me crean a mí. Quién mejor que el mismo Andrés Manuel López Obrador para demostrarnos cómo los candidatos del PT son genéricos intercambiables.