sábado, 22 de noviembre de 2008

Luces del Norte


Tal vez ya vieron este video de la caída de un meteorito el 20 de noviembre pasado en Edmonton, Canadá. Pero se ve impresionante. Pensar que algo parecido, aunque mucho más grande, es lo que vieron los últimos dinosaurios, le pone a uno los pelos de punta. Pero no pasa nada... preocúpense sólo el día que bauticen como "ajenjo" a un meteorito. ¿Por qué? Bueno, porque sería una broma de muy mal gusto. Significaría que ha llegado el "fin del mundo":

"El tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha, y cayó sobre la tercera parte de los ríos, y sobre las fuentes de las aguas. Y el nombre de la estrella es Ajenjo. Y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo; y muchos hombres murieron a causa de esas aguas, porque se hicieron amargas. "
Apocalipsis 8:10-11

No hay comentarios.: