viernes, 21 de noviembre de 2008

Algo para reflexionar


Me mandaron hace rato este video. No sé cuántos cretinos habrán dicho después de verlo: ¡Órale, si estamos chupando tranquilos! ¡Bájenle de valorcitos, ni a mi papá lo dejo que me hable así! ¡Si yo estoy bien, los (_____) son los demás!

Por supuesto que ninguno de los mexicanos aceptamos que somos así, y queremos creer que eso es cosa del amigo de un amigo. Sin embargo, es cierto. De vivir la "mexicanidad" en el sentido del video (corrupción, egoísmo, huevonería), nadie se salva. Ni siquiera el secretario de Gobernación. Piénsenlo y tómenlo en cuenta, porque en estos tiempos no podemos darnos el lujo de seguir esperando a que alguien nos venga a solucionar nuestros problemas. Y sobre todo, mucho cuidado con los cretinos, especialmente si descubres que el peor de ellos te observa todas las mañanas desde el otro lado del espejo. ¿Me estás oyendo, inútil?

No hay comentarios.: