miércoles, 20 de agosto de 2008

"Como si fuera una agresión"

El Gobierno Venezolano no deja de sorprender. Ayer mandó tomar por la fuerza la filial venezolana de Cemex, enarbolando la bandera de la Nacionalización. Su valor de mercado era de 1,300 millones de dólares. La administración "Bolivariana" dice que, si bien les va, les va a pagar 400.

Si Cemex fuera una empresa gringa, los Marines ya estarían bombardeando en este momento Caracas y Maracaibo. Desafortunadamente, se trata de una empresa mexicana: A pesar de que la nacionalización se anunció desde hace mucho tiempo, hasta que no entró el ejército a la planta salió el gobierno mexicano a pedir tímidamente "que no nos discriminen". Házme el fabrón cavor... ¿Pues qué clase de defensa es esa? Eso sí, el oligárquico gobierno venezolano sí se dio por ofendido por las notas de prensa, diciendo que los "oligarcas de siempre" dieron la noticia "como si la nacionalización fuera una agresión contra las cementeras". Pues yo no sé, pero si a mi me arrebataran mi patrimonio y me quisieran dar la tercera parte de lo que vale, también me parecería una agresión.

1 comentario:

 Lalets dijo...

Tienes mucha razón, pero pues sí, lamentablemente Venezuela con Chávez y chavistas, nada más la está llevando al hundimiento con actitudes como estas...

"Fabrón cavor" jajaja por cierto...
Excelente ilusión que causa, bastante discreto...

salu2