miércoles, 13 de agosto de 2008

30948983

Ahorita que está tristemente de moda el infame asunto de los secuestros, para variar las autoridades le están echando la culpa a las víctimas. Que si es culpa del secuestrado por andar de ostentoso, que si es culpa de la familia por pagar el rescate y no denunciar, que si es culpa de cualquier otro nivel de gobierno menos del mío, etc. El caso es que en muchos casos, los delincuentes son o fueron policías.

Yo por eso jamás dejo que me paren en los retenes que ponen arbitrariamente en la ciudad... no tienen ningún derecho a hacer que me orille y sacarme de mi carro o pedirme mis documentos si no cometí alguna infracción de tránsito o se sospecha que cometí algún delito. Si hay esa presunción, me tienen que informar de qué se me está acusando, si no... bye. Y háganle como quieran.

Pero bueno, de todas formas, podría ocurrir que se tengan que enfrentar alguna vez ante el secuestro de un ser querido. Efectivamente, es muy importante denunciar... Para empezar, porque una denuncia ante autoridades competentes incrementa sensiblemente las posibilidades de supervivencia del secuestrado. Para continuar, porque cada que se denuncia un delito se le está diciendo al gobierno ¿saben qué? a pesar de todos sus discursos, aunque le echen la culpa al complot que quieran, el problema de la delincuencia sigue creciendo y no te puedes hacer tonto con eso. Por ello el Gobierno del Distrito Federal puso desde hace tiempo a disposición de la Ciudadanía un teléfono de denuncia para secuestros

30948983

Si nunca lo habían escuchado mentar, no se preocupen. No es su culpa que alguien en el GDF haya pensado que es una buena idea escoger un teléfono para denuncias tan difícil de recordar. Sin embargo, ténganlo a la mano, y ojalá que nunca en su vida lo tengan que utilizar.

No hay comentarios.: