jueves, 31 de julio de 2008

Hablando de Crecimiento Urbano

Por eso no le creo nada a los vendedores inmobiliarios. Miren nomás cómo vendían las "realidades, no proyectos" de Ciudad Satélite en la época en que la construyeron... y fíjense sobre todo en el tráfico que hay en el Periférico.


Cualquiera que haya vivido en estos rumbos podrá decir lo mismo: Es un buen lugar para crecer. Hay un montón de escuelas y aunque hoy en día ya no es un rumbo tan tranquilo como antes, tienes cerca casi todo lo que un chamaco pueda necesitar: centros comerciales, parques, juegos, escuelas... para los más grandes también hay antros, restaurantes, universidades. Nada más que llega el día en que dejas la escuela y descubres que, aparte de puestos eventuales en las zonas comerciales, no hay muchas fuentes de trabajo en la zona. Así que acabas perdiendo más de cuatro horas diarias en transportarte a y desde la chamba, donde no falta el chilango que te carga carrilla por ser "sateluco". Entonces migras, o haces corajes... o te consigues un trabajo en Santa Fe para poder agarrar la autopista.

Tanto a los desarrolladores originales como al gobierno les valió un cacahuate en ese entonces satisfacer las necesidades de vialidad para entrar y salir de ese Universo paralelo que es Ciudad Satélite. Si desde el principio le metieran un poco más de coco a los proyectos, basados en un plan integral de urbanización a largo plazo, antes de hacerlos realidad, seguramente no estaríamos metidos hoy en este problemón de tránsito. Por eso no me parece mucho pedir que se tome en cuenta el problema de la vialidad antes de hacer megaproyectos de este tipo, ¿no creen? Aunque me digan retrógrada.

No hay comentarios.: