lunes, 30 de junio de 2008

Un Nuevo Concepto para Gente con Estilo

Lo que más me impresiona del desastre del News Divine no es la cantidad de víctimas mortales que dejó una decisión estúpida. Ni siquiera el cómo se llegó a esa decisión estúpida. Lo que me impresiona es la manera en que una estupidez se pretende cubrir con otra estupidez que después se descubre y tratan de cubrir con una estupidez más. ¿O no?

Vamos a recapitular: se organizó una pachanga de fin de cursos en dicho antro a las cinco de la tarde. La policía decidió intervenir porque alguien les dio el pitazo de que los muchachos estaban drogándose y emborrachándose siendo menores de edad. Entonces se montó un operativo para pescar al dueño del local con los pomos en la masa. Se dio por terminada la fiesta y se empezó a desalojar el local con toda calma, y en ese momento un policía estúpido pensó que era buena idea volver a cerrar la puerta en lo que llegaban más camiones. Entonces fue cuando empezó la histeria por querer salir y la gente de atrás aplastó a la del frente contra la puerta. No importa si el tamaño de la puerta era suficiente para que saliera la gente o no... el problema es que la policía la cerró desde fuera para que no saliera más gente, provocando un montón muertos y heridos por pura negligencia e incompetencia.

Pero luego vieno lo peor. Los mandos que estuvieron a cargo del operativo se empezaron a echar la bolita mutuamente y de asesinos e incompetentes no se bajaron. Algunos se dieron a la fuga, incluyendo dos policías condecorados, uno de ellos por haber detenido a "la mataviejitas". Entonces salió que un Diputado del PRD le había renovado la licencia al antro en condiciones no muy claras. Así que los del bolillo no podían desperdiciar la oportunidad para pedir la renuncia de Marcelo Ebrard y de Joel Ortega. Marcelo Ebrard, tan sensible como siempre, contestó pura babosada. Los del pedorro a su vez no podían dejar pasar la oportunidad de emplear políticamente la tragedia victimizándose y denunciando "que se quiere emplear políticamente la tragedia". En esas bobadas estaban cuando salieron en el Reforma fotos de jovencitas fichadas en el operativo como delincuentes, siendo que según el argumento que dio pretexto para todo el operativo los jóvenes habían sido víctimas del delito de "corrupción de menores". Así que ahora ya se metió al pleito la Comisión de Derechos Humanos, diciendo que con el GDF siempre es lo mismo, que trata a las víctimas de los delitos como si fueran los criminales. El GDF ,más molesto por el hecho de que se hayan filtrado esas fotos que por el hecho de que se hayan tomado en primer lugar. Y en los foros, gente intransigente pidiendo mano dura contra esos jóvenes drogadictos y borrachos que son una amenaza para la sociedad.

Ahora resulta que el GDF va a acusar al dueño del antro por homicidio, siendo que todo indica que no tuvo nada que ver con el desenlace de la tragedia más que por el hecho de ser el dueño.

No sé a ustedes, pero a mí todo este asunto me está dando asco. Y miedo. Tengo miedo.

2 comentarios:

Faro Viejo dijo...

Excelente entrada, y muy buena gráfica de humor algo siniestro.

Y si, definitivamente esta trágedia se debió a no una, sino varias estupideces (no solo de la policia).

Pero, por cierto....

¿Donde estaban los padres de la chavaliza que andaba pisteando?

Tal vez, eso el mundo nunca lo sabrá....

TaYo dijo...

Gracias por tu comentario, mi estimado faro vejo. En cuanto a los padres de la chavaliza que andaba en el pisto... bueno, pues en su casa, supongo.

Las tardeadas han existido desde los 80s y es algo muy común: tienes la música y el ambiente del antro pero, supuestamente, sin alcohol.

Muchos padres dejan ir a sus hijos a estas fiestas, otros de plano se van de pinta sin avisarle a sus papás. Los padres deberían confiar en que la autoridad verifica si se respeta la prohibición de vender alcohol a menores.

El problema viene con los modos autoritarios del gobierno actual. Cuando hay un problema, se responde con torpeza, sin hacer realmente una labor de "inteligencia" para realmente resolver los problemas.

Ejemplos hay muchos, el problema es que, afortunada o desafortunadamente (según como se le vea), apenas hasta ahora hubo muertitos.

Desde administraciones anteriores empezó el problema del autoritarismo, nomás hay que recordar la cacería de brujas que la Delegada Dolores Padierna la emprendió contra los supuestos "antros de mala muerte". Lo que hizo la señora fue matar la vida nocturna de la Zona Rosa, convirtiéndola en una zona de antros semiclandestinos de dudosa reputación, porque para ella cualquier lugar que abriera después de la noche era un antro de mala muerte.

Los table dance de todas formas se quedaron, los que cerraron fueron muchos lugares que no tenían para pagar la mordida. Recuerdo que me dio mucha risa que la Taberna del Pacífico de Hamburgo fue clausurada "por carecer de salida de emergencia", cuando en realidad ni siquiera tenía puerta. Todo el frente del local estaba abierto. Y así por el estilo.

Si en el antro vendían alcohol a menores, malo. Por supuesto que se debió haber clausurado el lugar, pero no estando a reventar ni mucho menos se debieron haber llevado detenidos a los clientes. Simplemente se acabó la fiesta: Niños, a su casa y el dueño al botellón.

Luego por esos modos andan hasta queriendo desaforar a los jefes de gobierno.