lunes, 9 de junio de 2008

A esconderse, que ahi viene la basura

Esta muestra de agua fue tomada en medio del océano, entre Estados Unidos y Japón. En ese lugar, literalmente el basurero del mundo, las corrientes oceánicas forman un inmenso remolino con un ojo del tamaño del Estado de Texas que absorbe prácticamente todo lo que flota a la deriva en el Pacífico Norte.

Toxic: Garbage Island - Part 1 (06:36)

El resultado es que toda la zona está completamente saturada de basura flotante: desde bolsas, botellas, redes perdidas, trozos de madera, unicel, hule espuma, hasta pedacería tipo confetti... Buena parte de la basura que se ha arrojado al mar desde la costa Oeste de los Estados Unidos, Hawaii y Japón a lo largo de la historia moderna ha ido a parar ahí. Lo peor es que los pedacitos más pequeños de plástico son devorados por el plancton, que a su vez se comen los crustáceos que a su vez se comen los peces que más tarde nos comemos. Y esas partículas tóxicas de plástico no se eliminan fácilmente del organismo. Qué asco, no vuelvo a comer Sushi. Pero no me crean a mi, chequen el documental completo sobre la Isla de Basura en vbs.tv

Por cierto, hablando de basura: Steve Jobs anunció hace rato el iPhone 3G. Si, ya sé que el aparatito está bomba, que sale a la venta el 11 de julio en Estados Unidos (también en México, con América Móvil) y que todo mundo quiere conseguir uno para parecer chavo de onda. Por lo mismo, sé que se van a abalanzar sobre ellos, así que nomás les pido de favor que no sean puercos: asegúrense de reciclar los empaques para que no terminen flotando en unos años en este inmenso mar de porquería.

No hay comentarios.: