miércoles, 19 de marzo de 2008

El último mensaje de Clarke

A propósito de la nota anterior, aquí les dejo el último mensaje conocido de Arthur Clarke, el cual fue captado por la fundación TVE Asia Pacific en Diciembre de 2007 con motivo del cumpleaños número 90 del escritor. El video está en YouTube, pero en vista de que su voluntad fue ser recordado principalmente por sus escritos, les dejo la transcripción traducida al español, como algo para reflexionar. Me recordó mucho a otra entrevista que le hicieron alguna vez a Marcel Marceau.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

¡Hola! Soy Arthur Clarke, hablando con ustedes desde mi hogar en Colombo, Sri Lanka.

Mientras me acerco a mi nonagésimo cumpleaños, mis amigos me están preguntando cómo se siente haber completado 90 órbitas alrededor del Sol.

Bueno, en realidad ¡no me siento mayor a 89 ni por un sólo día!

Claro, algunas cosas me recuerdan que en realidad he calificado como un ciudadano mayor. Como Bob Hope dijo alguna vez: "Sabes que te estás haciendo viejo, cuando las velas cuestan más que el pastel".

En este momento estoy perfectamente feliz de poder hacerme a un lado y observar cómo evolucionan las cosas. Pero también hay un lado triste de haber vivido tanto: la mayoría de mis contemporáneos y viejos amigos ya se han ido. Sin embargo, me dejaron muchos recuerdos valiosos para evocarlos.

Ahora paso una buena parte de cada día soñando en los tiempos pasado, presente y futuro. Mientras trato de sobrevivir con 15 horas de sueño al día, tengo mucho tiempo para disfrutar de sueños vívidos. Estar completamente atado a una silla de ruedas no detiene a mi mente para itinerar en el universo - ¡por el contrario!

En mi tiempo fui muy afortunado de ver a muchos de mis sueños hacerse realidad. Habiendo crecido en las décadas de 1920 y 1930, nunca esperé ver que ocurrieran tantas cosas en el lapso de unas pocas décadas. Nosotros, "los cadetes espaciales" de la Sociedad Británica interplanetaria, dedicamos todo nuestro tiempo libre a disertar sobre viajes al espacio - Y el turismo espacial - , pero no nos imaginamos que se materializarían en nuestro propio futuro próximo…

Todavía no acabo de creer que acabamos de celebrar el aniversario 50 de la Era Espacial. Hemos logrado mucho en ese tiempo, pero la "Edad de Oro de la tecnología espacial" apenas está empezando. Tras medio siglo de esfuerzos patrocinados por el gobierno, ahora estamos presenciando la aparición de los vuelos espaciales comerciales.

A lo largo de los próximos 50 años, miles de personas viajarán a la órbita terrestre - y entonces, a la Luna y más allá. Los viajes espaciales - y el turismo espacial - será un día casi tan común como volar a destinos exóticos en nuestro propio planeta.

Las cosas también están cambiando rápidamente en muchas otras áreas de la ciencia y la tecnología. Para darles sólo un ejemplo, la cobertura mundial de telefonía celular acaba de rebasar el 50% -- o 3.3 mil millones de suscripciones. Esto fue logrado en sólo un poco menos de un cuarto de siglo desde que la primera red celular fue colocada. El teléfono celular ha revolucionado las comunicaciones humanas, y está convirtiendo a la humanidad en una eternamente parlanchina familia global.

¿Qué significa esto para nosotros como especie?

Las tecnologías de la comunicación son necesarias, pero no suficientes, para que los seres humanos nos llevemos bien con los demás. Esta es la razón por la que todavía existen muchas controversias y conflictos en el mundo. Las herramientas de la tecnología nos ayudan a reunir y difundir información, pero también necesitamos de cualidades como la tolerancia y la compasión para lograr una mayor comprensión entre los pueblos y las naciones.

Tengo gran fe en el optimismo como principio rector, aunque sólo sea porque nos ofrece la oportunidad de crear una profecía autocumplida. Así que espero que hayamos aprendido algo del siglo más violento de la historia - el Siglo XX. Me gustaría vernos superar nuestras divisiones tribales y comenzar a pensar y actuar como si fuéramos una sola familia. Eso sería verdadera globalización…

Mientras completo 90 órbitas, no tengo remordimientos ni más ambiciones personales. Pero si se me permitera hacer sólo tres deseos, serían estos:

En primer lugar, me gustaría ver alguna evidencia de vida extraterrestre. Siempre he pensado que no estamos solos en el Universo. Sin embargo, aún estamos esperando a que nos llame ET - o que nos dé algún tipo de señal. No tenemos manera de adivinar cuándo podría suceder ésto - ¡Espero que más temprano que tarde!

En segundo lugar, me gustaría vernos superar nuestra actual dependencia del petróleo, y adoptar fuentes de energía limpia. Durante más de una década, he estado observando algunos experimentos con nuevas fuentes de energía, pero todavía no han producido resultados a escala comercial. El cambio climático ha añadido ahora un nuevo sentido de urgencia. Nuestra civilización depende de la energía, pero no podemos permitir que el petróleo y el carbón sigan horneando lentamente a nuestro planeta…

Mi tercer deseo es uno más cercano a casa. He estado vivendo en Sri Lanka desde hace 50 años - y la mitad de ese tiempo, he sido un triste testimonio del amargo conflicto que divide a mi país de adopción. Deseo encarecidamente que se establezca una paz duradera en Sri Lanka lo antes posible. Pero estoy consciente de que la paz no puede ser sólo deseada - que requiere una gran cantidad de trabajo duro, valor y perseverancia.

A veces se me pregunta cómo me gustaría ser recordado. He tenido una carrera diversa como escritor, explorador subacuático, promotor del espacio y divulgador de la ciencia. De todas ellas, me gustaría más ser recordado como escritor - uno que divirtió a sus lectores y, espero, expandió su imaginación también.

He encontrado que otro escritor Inglés -- quien, casualmente, también pasó buena parte de su vida en el Este -- ha expresado ésto muy bien. Así que permítanme terminar con estas palabras de Ruyard Kipling:

* * * * *

Si acaso les hubiera yo dado alegría
Por algo que pudiera o no haber hecho.
Permítaseme descansar en la noche tranquila
Que será de ustedes en poco tiempo;

Y cuando llegue ese breve, breve espacio
en que los muertos vuelvan a ser recordados,
no busquen cuestionar nada más de mi paso,
que los libros que atrás he dejado.

* * * * *
Soy Arthur Clarke, diciendo ¡Gracias y Adiós desde Colombo!

Este video fue transmitido originalmente el 15 de Diciembre de 2007 y fue producido por la compañía productora Video Image (Private) Limited de Colombo, en colaboración con la fundación educativa sin fines de lucro TVE Asia Pacific, los cuales donaron sus servicios para este esfuerzo. La transcripción fue publicada por TVE Asia Pacific y traducida al español por TaYito Records hace diez minutos, por lo que me disculpo de antemano por cualquier error de traducción que haya podido cometer y por haber echado a perder una hermosa poesía de Ruyard Kipling (traduttore, tradittore).

No hay comentarios.: