domingo, 10 de febrero de 2008

Fanatismo

Recordarán que un grupo llamado Anonymous dijo que el 10 de febrero comenzarían una cruzada para desenmascarar a la iglesia de la Cienciología. Pues el 10 de febrero llegó y hasta este momento no ha ocurrido el apocalipsis informático que algunos medios amarillistas de Estados Unidos anticipaban.

Lo que en realidad ocurrió hoy fue que miles de personas alrededor del mundo salieron a festejar lo que hubiera sido el cumpleaños 49 de Lisa McPhearson, protestando frente a las instalaciones de este culto. Honestamente, creo que cualquiera tiene la libertad de creer lo que le venga en gana, por muy risible que sea la idea de dictadores extraterrestres. Pero si estas creencias ponen en riesgo la vida de sus practicantes para enriquecer a unos vivales, creo que entonces merecen ser cuestionadas por decir lo menos. Me parece bueno que Anonymous esté dando a conocer lo peligrosa que puede ser la cienciología, pero espero que tengan cuidado porque lo que están haciendo puede crear una camada de fanáticos anti-dianética que puede llegar a ser tanto o más peligrosa que la cienciología que pretenden combatir.

Todo este relajo de Anonymous contra la Cienciología me hace reflexionar en que todas las ideologías tienen la peculiaridad de crear fanáticos. A mi me parece que el fanatismo no es una cuestión achacable a las ideologías, sino a la forma en que trabaja mente de la gente que se aferra a esas ideas buscando en ellas la solución de todos sus problemas. No importa si esta ideología se refiere a la existencia o las enseñanzas de un determinado Dios o profeta, o a la no existencia de Dios. o al derecho a decidir, o al derecho a vivir, o a la existencia de un Dictador Espacial llamado Xenu: Las ideologías por si solas no son malas pero si te casas con la idea de que una ideología te va a resolver la vida te vas a convertir en un fanático. Y ese fanatismo te va a alejar de vivir tu propia vida y te va a convertir en presa fácil de quien sepa aprovechar tu fanatismo para su propio beneficio personal.

Si te conviertes en fanático, vas a acabar convertido en un autómata capaz de hacer cosas horribles en nombre de la ideología extremista que te tiene esclavizado: tal vez acabes convertido en un hombre bomba, o dinamitando ductos de gas, o quemando cruces de madera, o incendiando clínicas de aborto, o renegando de tus seres queridos, cambiándote el nombre y donando todos tus bienes a un culto. Cree en lo que quieras, siempre y cuando no te lastimes ni a ti mismo ni a los demás, pero sobre todas las cosas asegúrate de que tus creencias sean tuyas y no sean las impuestas por otros.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No te enteras mucho por lo que veo...a mi plim como si creen que la tierra es un sueño al estilo matrix de un ente...y solo somos eso...lo que no es de recibo y está probado y es por ello que no son legales en muchos paises de europa (en España adscritos como entidad religiosa desde 2007 y aun no se sabe porqué)es el lavado de cerebro y sobretodo la esquilmación de todos los bienes del tonto que se mete dentro.
Por no decir del intrusismo profesional que hacen vs. medicos (me gustaria saber ratios de mortandad de pacientes que abandonan el medico porque la iglesia asi lo demanda) ya vimos que paso en su tiempo con los heroinomanos que intentaban desenganchar con sus metodos (a hemerotecas me remito)

TaYo dijo...

La cienciología es rara por decir lo menos, como demuestra un vistazo a los "incidentes" que fundamentan este culto. Como comentas, las técnicas de control mental que utilizan son muy poderosas y peligrosas.

En cuanto a las prácticas médicas, a mi lo que me parece más incongruente es que odian a los psicólogos porque dicen que le lavan a la gente el cerebro.

En fin, el caso es que la cienciología se caracteriza por ser extremadamente agresiva contra sus detractores y como valoro mi vida no quiero ahondar en el asunto.

Sin embargo, yo simpatizo con los argumentos de anonymous, aunque no pertenezco a ese grupo ni pienso hacerlo. Por ello quise hacer hincapié en que deben tener mucho cuidado porque pueden llegar a convertirse en fanáticos peores que los que quieren combatir.

Por ejemplo, en digg mucha gente a la que la cienciología ni le va ni le viene está enterrando los artículos que hablan del tema porque ya están hartos de ver las notas de anonymous en primera plana. Creo que esa reacción no es la que anonymous estaba buscando.