miércoles, 30 de enero de 2008

Oh, y ahora ¿quién podra defendernos?

Pues nada, que el Centro de Inteligencia y Seguridad Nacional tuvo que pedirle protección al Gobierno del Distrito Federal por temor a que el EPR les ponga una bomba en sus instalaciones. ¿Pues qué no se supone que prevenir este tipo de cosas es precisamente la chamba del CISEN?

A ustedes ¿les parece inteligente que el CISEN solicite ayuda públicamente para proteger sus instalaciones? Lo malo no es que se solicite la ayuda, lo malo es que se haga pública esa solicitud.

Digo, de menos tendrían que hacer como si tuvieran todo en orden aunque no sea así. No sea que panda el cúnico cuando nos demos cuenta de que nuestro organismo de Seguridad Nacional no puede ni siquiera protegerse a sí mismo.

El CISEN no da pie con bola. Ya lo demostró con el asunto de los atentados a las instalaciones del Pemex, pero esta solicitud aparentemente inocente equivale a decir ¿saben qué? no podemos protegernos ni a nosotros mismos. Arréglenselas como puedan.

Así que ya saben, para sentir más tranquilidad, en vez de confiar en el CISEN mejor encomiéndense al Chapulín Colorado. Creo que es más inteligente. Y si no, de menos es más divertido.

No hay comentarios.: