sábado, 17 de noviembre de 2007

El efecto GATTACA

En un futuro tal vez no tan lejano, la sociedad se ha transformado. Los avances en ingeniería genética han separado a las clases altas de las clases bajas: los hijos de la gente pudiente nacen con un ADN sin defectos y con un futuro prometedor. Incluso se paga extra por superfuerza, superinteligencia, etc. La gente pobre no puede costear este tipo de tratamientos y por lo tanto sus hijos siguen naciendo bajo las leyes de la evolución. Así son condenados desde su gestación a ser discriminados por su material genético y a llevar una existencia gris y sin oportunidades.

GATTACA -(04:25)

Esta es, a grandes rasgos, la temible premisa de la película GATTACA, de 1997. Si no la vieron, réntenla, aunque sea por el puro placer fetichista de ver a Uma Thurman en traje sastre. Y de pasada seguramente los va a dejar reflexionando sobre los conflictos sociales que pueden desencadenarse si se deja el monopolio de la ingeniería genética en manos de empresas privadas. Como 23andMe.

23andMe es una empresa privada y aparentemente bien intencionada que desde el lunes está haciendo mapas genéticos bajo pedido para aprender un poco más sobre uno mismo: por ejemplo, puedes rastrear tu árbol genealógico, o saber si tienes genes que indiquen riesgos de salud en un futuro. Sin embargo, creo que esta información no se le debería soltar así nomás a la gente aunque paguen por ello. ¿como reaccionarías tu si te enteras que seguramente vas a desarrollar en un futuro enfermedades como el Alzheimer, el Parkinson, o la Esclerosis Múltiple, o alguna otra enfermedad genética de esas rarísimas que además de ser incurables te auguran una muerte lenta y dolorosa? ¿De veras quieres saber algo así, sin estar preparado psicológicamente para ello? ¿Y si las empresas empiezan a exigir este tipo de tests para sus empleados o al menos para sus ejecutivos, desencadenando el efecto GATTACA?

Pero hay algo que me da todavía más miedo. Si haces este test, en pocas palabras, lo que estás haciendo es darle a Google tu información genética. La razón es que 23andMe es una empresa fundada por Anne Wojcicki, la esposa de Sergei Brin (si, el cofundador de Google). Y Google ha estado invirtiendo una buena lana en la empresa por esa razón. La tentación es muy grande y sería iluso suponer que Google no le va a echar de alguna manera el guante a toda esa valiosa información en algún momento. Y dudo que mucha gente esté dispuesta a que cualquiera encuentre su Genoma mediante una búsqueda en Internet. ¿O para qué quiere Google nuestro genoma? Mejor ya no le sigo porque me van a dar náuseas. Voy a tomar aire.

No hay comentarios.: