martes, 2 de octubre de 2007

No es un pajáro, no es un avión

¡Es un Dardo de Plata! Una nave suborbital privada capaz de ir de Nueva York a Calcuta en 45 minutos. Hace que el Concorde se antoje tan arcaico como el Flyer I de los Hermanos Wright. Y ya no es ciencia ficción: la preventa de boletos para usar este medio de transporte está a punto de comenzar.

¿Quién quiere un boleto para ir al espacio? Seguramente no serán baratos, pero las cosas que valen la pena nunca han sido fáciles. Si de niño querías ser astronauta, he aquí tu oportunidad de convertirte en turista espacial. ¿Quién lo diría? Parece ser que, finalmente, el futuro nos está alcanzando.

No hay comentarios.: