viernes, 22 de junio de 2007

El perro de las dos tortas

A lo largo de los siglos, la sabiduría popular se ha ido nutriendo de refranes y fábulas maravillosas que están llenos de verdad. Lo malo es que a veces se nos olvida la moraleja de estas historias. Un ejemplo es la fábula del perro de las dos tortas, generalmente mal interpretada como "no debes andar con dos mujeres a la vez porque si te sale mal las vas a perder a las dos". ¿Se acuerdan de esta fábula?

Un perro callejero acostumbraba hurgar diariamente en la basura de una tortería hasta que un día el tortero, harto de que el perrito le dejara la basura regada pero teniendo en el fondo un gran corazón, decidió mejor prepararle una torta al perro para ver si con eso el perrito se daba por satisfecho. Así que un día, cuando apareció el perro salió el tortero, le dio unas palmaditas y le dio una torta enorme al sorprendido animal.

El truco pareció funcionar, porque el perrito ni tardo ni perezoso salió corriendo con la torta en el hocico para buscar un lugar donde no le arrebataran la torta otros perros más grandes. Por fin llegó al remanso de un arroyo donde pensó que había suficiente privacidad como para poderse comer la torta.

Sin embargo, al aproximarse al río vio sorprendido que desde el agua lo miraba atentamente otro perrito parecido a él, quien también tenía una torta en el hocico. Entonces pensó... si le quito la torta a ese perro ahora que está distraido, no sólo voy a tener una torta sino que voy a poder comerme dos. Se ve grande esa torta... a lo mejor hasta está más sabrosa que la mía. Se la voy a arrebatar.

Entonces el perro abrió el hocico para tratar de quitarle su torta al otro perro, dando como resultado que la torta cayera al río y fuera arrastrada por la corriente, dejando al hambriento y sorprendido perro sin nada.

La verdadera moraleja de la fábula del perro de las dos tortas es: si dejas que te ciegue la ambición y quieres abarcar más de lo que puedes, puede que en vez de ganar el doble acabes por perderlo todo.

Interesante, ¿no les parece?

15 comentarios:

eagletec9 dijo...

Muy cierta la moraleja!

Y no me la sabia completa.

Gracias por la ilustracion Tayo. ;)

Paty dijo...

Me gustó mucho esta historia y está muy bien escrita :)

Pablo Omar dijo...

y que le paso ala otra torta???

-.-

Anónimo dijo...

me gusto la fabula muy interesante,

Anónimo dijo...

Pues la otra torta cayó al fondo del arroyo =(

¡Muy cierto esto!

Sonia

SoFia dijo...

mm debo aceptar que no me sabia tod ala moraleja =<, pero ahora me da gusto saberla =D

kenshinsoto dijo...

al fin encuentro la historia del perro y las dos tortas, siempre he escuchado que hacen referencia a este, pero nunca he sabido de que trata, hasta hoy.

Wendy dijo...

Siempre he usado este dicho pero ya no me acordaba de la historia.....

lucerito dijo...

Vaya pues, yo le agradesco mucho su interesante y detayado relato. Gracias Tayo.

Anónimo dijo...

Moraleja: "siempre ten una tercera torta!"

Anónimo dijo...

Es algo también relacionado con la envidia, te obsesionas con el deseo de tener lo que otros tienen (también aplica el hecho de querer tener dos o mas mujeres) y al final puedes terminar mal.

kabutto dijo...

hola, gracias x la moraleja del perro d las 2 tortas, siempre habia escuchado la referencia d ella, pero no sabia la historia, hasta que hoy supe cual era, gracias tayo, un abrazo desde barranquilla, colombia

Anónimo dijo...

Hay otro refrán , el que mucho abarca , poco aprieta.

Anónimo dijo...

Gracias por recordarme de la historia completa, ya la avia escuchado cuando estaba en 5 grado pero se me olvidó. Ahora yo creo que la moraleja de esa historia es muy buena pero muy mala a la misma vez, porque mucha gente piensa que tomar el riesgo de buscar algo mejor lo pueden perder todo y se conforman con lo que tienen. No tiene nada de malo Ser ambicioso si conoser tu corazón. Además que pasa cuando terminas con dos tortas!!! Familia Latina Sigan Sus Sueños!!!

anthony dijo...

Nunca existio -_-
Era solo el reflejo