viernes, 15 de junio de 2007

Contigo nada nada nada nada nada nada

Imagen: IsoPixel.netImagen: IsoPixel.net
Desde el día de ayer he estado recibiendo llamada tras llamada del Banco Santander Serfín para ofrecerme su tarjeta Santander Light. Parece que el año pasado llené una solicitud y en aquel entonces me mandaron a la goma. Ahí había quedado la cosa y todos tan contentos. Pero en el transcurso de las últimas 24 horas me han llamado unas quince veces sin exagerar para volverme a ofrecer su plástico.

Ya les dije de todas las maneras posibles que no quiero su tarjeta. Me siguen llamando. Incluso me han llamado simultáneamente al teléfono celular y a mi casa. Por más que les digo NO siguen dando lata. Les he explicado de mil maneras que no necesito una línea de crédito aunque me juren que no me van a cobrar nada. También les he mentado la madre, colgado el teléfono, gritado y nada. Hablé a la Condusef y me dijeron que no se puede hacer absolutamente nada. Entré a su porquería de página web y casualmente no funciona la página de aclaraciones. Sólo me queda cantarles la canción de Juanga que dice "te pido por favor, de la manera más atenta que me dejes en paz: de ti no quiero ya jamás saber. Así es que déjame y vete ya". Ya no estén fregando, por favor. Luego no les extrañe que la gente se meta al barzón.

No hay comentarios.: