viernes, 20 de abril de 2007

Lo Cortés no quita lo...

Ayer que fui a comer con el buen amigo Elwood llegué a una conclusión desconcertante: nunca vamos a brillar en sociedad. Aunque lo intentemos, ya estamos más allá del bien y del mal. Y es que como dice mi agüelita: ya no hay moral. Parafraseando la cortinilla del programa Padre de Familia: ¿dónde quedaron aquellos valores en los que creíamos?

Por esa razón, como un servicio a la comunidad, decidí colocar a partir de ayer algunas citas memorables del Manual de Carreño en este Blog. Para transformar a cualquier patán del siglo XXI en un elegante caballero decimonónico.

No hay comentarios.: